Grupos y empresas

Suele decirse que ‘las familias que juegan juntas, permanecen unidas’. Lo mismo puede decirse de los distintos departamentos que conforman una empresa.

Divertirse en equipo es una forma increiblemente eficiente y divertida de mantener buenos vínculos con los compañeros de empresa. El paintball tiene todas mecánicas que se pretenden trabajar en los programas de outdoor training para empresas.  Es un juego muy divertido, que se presta a bromas, a debate, a la comunicación, al trabajo en equipo, a desarrollar el sentimiento de pertenencia, coordinación, liderazgo, visión estratégica de las cosas y un largo etc. Además podemos desarrollar infinidad dinámicas de juego que nos permitirán trabajar los aspectos concretos que desee la empresa.

A través de los juegos, podemos introducir conceptos que más tarde se extrapolarán al mundo de la empresa y al día a día, de la organización.  
Ello se consigue estableciendo ciertos paralelismos y simbologías. Esta técnica se utiliza no sólo en el juego del paintball a través de guerras de pintura, sino también con otro tipo de dinámicas y ejercicios. El paintball nos permite trabajar metafóricamente conceptos como: la competencia (el adversario), el mercado (el campo de batalla o campo de juego), los objetivos y subojetivos (el paintball tiene unos objetivos y subojetivos muy claros y fáciles de ver).
De este modo podemos de una forma muy fácil y fuera del ambiente habitual de trabajo, crear un ambiente lúdico distendido en el que podamos luchar todos por la consecución de un objetivo común.

Por último: no todas las compañías de paintball son iguales. ¡Debe haber alguna buena razón para que el Chelsea FC nos haya confiado entretener a sus estrellas!

¿Necesita más información?